Nuevas tecnologías y menores

La sociedad ha percibido un cambio significativo en un período de tiempo muy corto. Han aparecido las nuevas tecnologías, incorporadas en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana (internet, televisión, informes médicos…).

Estas tecnologías, de manera inconsciente, han dado lugar tanto al sedentarismo como a la pasividad de los nuevos adolescentes. Estos prefieren invertir su tiempo libre en actividades que no requieren de su presencia física y activa y permanecer sentado ante la comodidad de recibir información y divertirse a través de las TICs.

La actuación permisiva de los padres en la educación de sus hijos/as ha favorecido la incorporación de las TICs en su forma de vida no supervisando el uso adecuado de ello. Los padres han visto favorable este medio como apoyo a los estudios del menor y como herramienta necesaria para “sobrevivir” en este nuevo estilo de vida. Pero aunque muchas  son las ventajas que rodean a estos medios, su uso abusivo ha generado una pérdida significativa en el disfrute del  tiempo libre, la cultura y la participación, aspectos importantes para un sano desarrollo del menor en la interacción con sus iguales y con su entorno.

En definitiva, muchos de los valores y habilidades sociales (compañerismo, empatía, solidaridad, civismo…) se han visto mermados por un cúmulo de informaciones mediáticas que provoca en los/as niños/as la insensibilización, desde muy pequeños/as, ante muchos aspectos de la vida, como por ejemplo, las crudas y duras imágenes de los telediarios, que muestran miles de desgracias sin pudor alguno.

Esther Mª Guillén Melgar

Anuncios