Perfil del Técnico Superior en Integración Social

Vanesa Moreno nos dejó hace algún tiempo esta presentación en diapositivas. No la pudimos subir entonces y vamos a ello ahora. Espero que después del duro curso de primero os sintais reconocidos en este PPT.

Perfil_del_TS_en_IS

Anuncios

Estigma de la enfermedad mental.

Aquí os dejo un comentario que me ha parecido bastante interesante, habla sobre las personas con enfermedad mental  y el estigma que se ha creado de ellas.

Pienso que dentro de las especialidades en medicina la psiquiatría es una de las menos avanzadas por la complejidad de nuestro cerebro, y por eso a veces no se encuentran tratamientos apropiados, además estos pacientes tienen ciertos problemas para tomar la medicación por lo que pasan por fases de descompensación, en la que puede aparecer descontrol, y cierto riesgo de agresividad, pero eso no es excusa para que los medios de comunicación usen unos titulares tan morbosos para llamar la atención del público ya que tanto los enfermos como sus familias pasan por un calvario y se sienten solos debido además de las complicaciones propias de estas enfermedades a la mala imagen que se tiene de ellos en la sociedad.

Este estigma puede llegar incluso hasta los profesionales que trabajan con este tipo de personas, se ve como un peligro para el profesional estar en contacto con este tipo de enfermos. También en algunos casos se les tiende a culpar de su enfermedad, lo que no ocurre con otras enfermedades ya sea por haber estudiado demasiado, haber tomado drogas, etc.

Esta mala fama hace que se quiera ocultar la enfermedad por parte de la familia y el propio paciente.

Las personas con algún tipo de enfermedad mental, NO SON MAS VIOLENTAS  si están tratadas correctamente, ahora sí,  las personas con una enfermedad mental no diagnosticada, no tratadas, que dejan el tratamiento y además ,toman drogas, alcohol, se destabilizan y si pueden ser más violentas que la media.

El estigma es más soportable si entre todos lo empujamos.

Sara Luna, 1º IS

Estigma de la enfermedad mental.

Como en el mito de Sísifo, las personas con enfermedad mental, sus familiares, los profesionales socio sanitarios y todas las personas implicadas en la salud mental empujamos cuesta arriba una pesada piedra, la del estigma y la discriminación que padecen estas personas desde buena parte de la sociedad. Tan pesada que está reconocida como una “segunda enfermedad” y como principal obstáculo para la recuperación. Pese a los progresos realizados en los últimos años en la concienciación social de este problema y en corregir falsas creencias, en ocasiones algún suceso puntual magnificado por medios de comunicación deshace nuestro trabajo, la piedra escapa de nuestras manos rodando con fuerza cuesta abajo y nos obliga a empezar de nuevo.

Hace unos días, un incidente en un unidad de hospitalización de Málaga en la que un interno ha agredido a otro ha sido utilizado por algún medio de comunicación para seguir extendiendo ideas erróneas sobre la enfermedad mental grave y perpetuando así el estigma. En concreto, una de las noticias, titulada “Un psicótico le arranca los ojos a otro enfermo en el Clínico”, estaba impregnada de la atmósfera de las películas de terror. Una tentación fácil a la hora de visualizar la enfermedad mental: dolor, sufrimiento, violencia, crimen, asesinato… Utilizar el morbo de estos titulares para llamar la atención del público supone una falta de ética profesional, responsabilidad, y agresión a los derechos de imagen del colectivo, que además están protegidos por una normativa al más alto nivel, y por tanto podrían ser objeto de denuncia legal.

La evidencia científica nos dice que las personas con trastornos mentales graves no son más violentas que las demás. Al contrario, suelen ser víctimas y no agresoras. Su enfermedad las convierte en objeto de desprecio, burla y violencia, una situación que no se da en otras patologías.

También hay que decir que otros medios han realizado el tratamiento correcto y esperado de profesionales informados y conscientes de la delicada situación que vivimos respecto a la imagen de la enfermedad mental: que un grupo de enfermedades que pueden afectar a una de cada cuatro personas a lo largo de su vida, lo que en la práctica afectaría a todas las familias, siga envuelta en un manto de ignorancia, prejuicios, miedo y desprecio.

Noticias con un tratamiento sensacionalista y basadas en justificar hechos violentos usando la enfermedad mental como detonante provocan un daño irreparable a personas, familiares y profesionales que día a día luchan contra el estigma al que les somete la sociedad y que relega su sufrimiento a un segundo plano. Tengan en cuenta que la información que recibe la sociedad sobre la enfermedad mental proviene casi exclusivamente de los medios de comunicación. Si se distorsiona de forma negativa, se ataca directamente a la propia concepción de la enfermedad que tienen las personas que la padecen, influyendo negativamente en su autoestima, la aceptación de la enfermedad o la posibilidad de buscar ayuda profesional. Y por supuesto, también les afecta, indirectamente, al reforzar las concepciones negativas que de la enfermedad mental tiene la sociedad.

Por todo ello, decimos Basta Ya de acercarse a la enfermedad mental con las ideas preconcebidas que han estigmatizado durante siglos a las personas con esas patologías y a sus familias. Pedimos que los medios de comunicación y de entretenimiento sean responsables y en todo caso se informen e informen sobre salud mental en los términos justos y objetivos: de la necesidad de la promoción de la salud mental de las personas como parte indivisible de su salud y bienestar y de los avances en el tratamiento y recuperación de las enfermedades mentales, que pueden afectar a cualquier persona. La pesada piedra del estigma de la enfermedad mental puede aplastarnos de forma individual, pero si la manejamos entre todos puede hacerse tan llevadera hasta que ni la percibamos y desaparezca.

La población ve a los individuos portadores de alguna enfermedad mental como agresivos y peligrosos (hablando de pacientes con esquizofrenia u otros padecimientos psicóticos), débiles e irresponsables (hablando de pacientes deprimidos), viciosos u obstinados (hablando de pacientes con trastornos adictivos). La población tiende a considerar como deplorables estas conductas, debido a la incomprensión y desinformación de la sociedad respecto a estos padecimientos.

En 1999, Bruce Link y Jo Phelan publican un estudio según el cual a los hombres se les estigmatiza más que a las mujeres, y entre estratos sociales más bajos hay mayores posibilidades de que el enfermo sea excluido de la comunidad.

 

JOSÉ MANUEL ARÉVALO LÓPEZ 

Ironman , de padre a hijo.

Este video relata la historia de amor de un padre hacia su hijo y del espíritu de superación. En el nacimiento de Rick hubo complicaciones, sufrió daños irreversibles en el celebro; el equipo médico aconsejó a sus padres el ingreso en alguna institución de por vida, pero ellos no aceptaron. Un día Rick comentó a su padre que quería ayudar a un niño que tenía parálisis corriendo en una carrea. El padre le dijo que correría junto a él, y hoy forman equipo. Rick explicó a su padre el por qué deseaba correr, dijo que cuando corría su discapacidad desaparecía, que quería servir de ejemplo para todas aquellas personas con algún tipo de discapacidad.

Actualmente, y tras su graduado en la universidad, Rick vive en su propio apartamento.

Esta historia nuestra el espíritu inquebrantable de superación, y que con el apoyo de tus seres queridos y una gran fuerza de voluntad, todo se puede superar.

Jose Carlos Soria 1º IS

Carmen

Por María Jose Jiménez (2º IS)

  Como me gusta que me traten

 

Os dejo este pequeño documental porque creo que puede serviros mucho a aquellos que decidáis hacer las prácticas y/o trabajar en una residencia de ancianos, y a los que no, también. Pues nos explica bien como debemos tratar  a estas personas que se encuentran en una situación que no han buscado y que muchos (por no decir todos) no quieren.

Una de los residentes del centro “El buen samaritano” es quien interpreta  el personaje de Carmen, expone los pensamientos y sentimientos de muchas personas mayores  con Alzheimer o no, que cuando se encuentran en la última etapa de su vida, a pesar de sus limitaciones, pueden realizar algunas tareas.

Nos deja claro que no son niños pequeños, y por tanto no quieren ser tratados como tal, como ya nos ha comentado Sandra en clase.

La paciencia y la empatía son muy importantes a la hora de trabajar con este colectivo, como con cualquier otro.

Siempre con respeto y recordando que puede que algún día seamos nosotros los que nos veamos así, y tratemos a los demás como nos gustaría que lo hicieran a nosotros. Es muy gratificante poder ayudar a las personas, ver que le facilitamos de alguna forma su día a día,  pero sobre todo es mucho más gratificante si sabemos que lo estamos haciendo justo como el usuario desea. Espero que os guste

 María José Jiménez

PDTA: Yo me he emocionado viéndolo, asi que Aida echara alguna lagrimita jajaja

http://www.youtube.com/watch?v=kcVBH3s7Wys

Noticia de maltrato …una más..

Al igual que en el caso de inmigrantes, hemos trabajado la ficha repaso de violencia de género. Anabel Gutiérrez de 1º de Integración Social nos ofrece etsta noticia.

Condenado por maltrato a su pareja el piloto de GP Héctor Barberá

La policía detuvo este viernes en Jerez al piloto valenciano Héctor Barberá por malos tratos a su pareja, quien también fue denunciada por el deportista, quien fue mordido por ella. Tras un juicio rápido, el deportista ha sido condenado a seis meses de prisión, conmutable por trabajos sociales. A la mujer, Desiré Panal, de 23 años, le han impuesto una pena de cinco meses de cárcel, que será suspendida al carecer de antecedentes.

Noticia  publicada  en el periódico “El PAÍS”.

Los hechos tuvieron lugar  el viernes  10 de mayo del 2013  en un hotel de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, donde este fin de semana se celebró el Gran Premio de España de Motociclismo donde participó el  piloto.

Tras la celebración  de la Feria de Jerez de la Frontera  tuvieron una discusión, porque al parecer su mujer quería dejarlo y  él no lo aceptaba.Al llegar al hotel empezaron a discutir, Héctor Barberá se dirigió a ella con violencia ya que presenta síntomas de maltrato.Tras lo sucedido ella se dirigió al hospital  donde fue intervenida y observada ya que presentaba  moretones en el cuello, brazos y  en algunas partes del cuerpo ( piernas, espalda etc.)

 Los hechos fueron denunciados por el hospital al que ella acudió.

 La mujer fue dada de alta el sábado 11 de mayo del 2013 y el piloto Héctor Barberá fue puesto a disposición judicial tras su detención. Tras su discurso con los reporteros explicó como sucedió todo y enseñó alguno de los golpes sufridos tras la agresión.

 Él  negó todo lo que había  sucedido, pero ha sido condenado por malos tratos durante 6 meses de prisión.

Tras la denuncia recíproca por violencia, el piloto fue condenado en un juicio rápido celebrado en el Juzgado de Violencia de Género de Jerez de la Frontera (Cádiz) donde fue condenado por malos tratos durante 6 meses. Ni él ni la joven podrán acercarse durante 13 meses a menos de 200 metros.

Esto ha sido impugnado a  través de un acuerdo de conformidad donde ambas partes estaban de acuerdo.

De recortes… Otra más

Esta noticia nos la preseta Anabel Gutiérrez de 1º de Integración Social. Ultimamente hemos visto fichas de trabajo para la integración de diferentes colectivos, entre ellos los inmigrantes. Con nosticias como esta nos podemos preguntar si todo queda en nada…

Un juez investigará el caso del senegalés que murió sin atención hospitalaria

Un juzgado de Inca (Mallorca) deberá investigar si existen responsabilidades penales en el caso de la muerte por tuberculosis del inmigrante senegalés,  Alpha Pam, de 28 años, que pareció el 21 de abril en su casa, sin haberle diagnosticado la enfermedad. A lo largo de más de dos meses, no recibir una asistencia hospitalaria adecuada ni, tampoco, fue objeto de las pruebas radiológicas que reclamó ante la persistencia de sus dolencias pulmonares. El 25 de febrero acudió a un centro de salud por primera vez.

El grupo econacionalistaº Més, minoría de oposición al Gobierno de Baleares, del PP, formuló ayer una denuncia penal en la que señala que los hechos “pueden ser constitutivos, entre otros, de un delito de omisión del deber de socorrer y de denegación de auxilio”.

El inmigrante del Senegal, que llevaba ocho años en España, tuvo que abonar dos veces una factura de la atención al sistema público de salud de Baleares por no tener tarjeta sanitaria, según denunció su compañero de piso en un escrito. En los servicios de urgencias del hospital de Inca al que acudió existían hojas de compromiso de pago que debían rellenar y asumir los extranjeros sin cobertura. Trabajadores de la red hospitalaria afirman que ésta era una manera de disuadir a los inmigrantes indocumentados. El Gobierno niega que se tratara de una forma sistemática de cobro y asegura que en las urgencias siempre se atendió a los extranjeros necesitados.

Está noticia fue publicada  en  el periódico “El  país” donde se relata una negligencia médica  a un inmigrante por no poseer de la tarjeta sanitaria de la seguridad social.

Él hombre de  28 años asistió al centro de salud para que le realizaran unas pruebas por el mal estado en el que él se encontraba.

No quisieron intervenirlo ya que si quería que lo intervinieran  tenía que pagar unas facturas, por no poseer la tarjeta. Al encontrarse con el problema de no poseer en su cuenta dinero no pudieron intervenirlo ni  detectarle  el motivo de su mal estado ya que estaba empezando a tener síntomas de la grave enfermedad de tuberculosis con la que tras dos meses apareció en su casa muerto, ya que si en el centro de salud lo hubiesen intervenido de forma adecuada y verlo estudiado podrían haber evitado este fallecimiento ya que fue provocado por culpa del centro de salud por haber llegado a negarle una asistencia médica a aquel inmigrante de Senegal.

Un amigo del hombre fallecido declara que había pagado dos facturas en el centro de salud y que no quisieron intervenirlo más por no poseer dinero en su tarjeta, y a pesar de  presentar un mal estado no quisieron intervenirlo.

Este suceso  está denunciado por haber  incumplido la ley que dicta “Que a cualquier ciudadano que requiera de ayuda no se le podrá negar”.